Viajar a Cardiff para ver la final de Champions 2017

Visitar Cardiff para ver la final de Champions 2017 es una buena oportunidad para conocer la capital de País de Gales. Desde luego, no son pocas las cosas que ver en Cardiff, de manera que dado que la capital de Gales se encuentra a aproximadamente una hora de tren de la ciudad de Bristol, nuestra base durante este viaje, no dudamos en dedicarle un  día a esta bonita ciudad.

Sin duda el mayor atractivo en Junio de 2015 será su estadio de fútbol, donde el Real Madrid y la Juve lucharán para llevarse el titulo continental.

 

Estadio de Cardiff

Estadio de Cardiff

Pero esta pequeña capital de Europa tiene además mucho que ofrecer…

BREVE HISTORIA DE CARDIFF

Cardiff es una ciudad pequeña, de menos de 400.000 habitantes, de manera que es fácil de abarcar a pie. La ciudad tiene su origen en una primera fortificación que data de la época de dominación romana, cuando formaba parte de la provincia de Britania. El fuerte fue abandonado en el siglo V y no es hasta principios del segundo milenio cuando se acometen unas primeras obras de restauración de aquella primera fortaleza, que acaban por convertirse en un nuevo castillo, obra de los normandos.  A los pies de ella, empieza a establecerse un pequeño pueblo galés que el año 1300 alberga una pequeña población de unos 2000 habitantes.

Aunque la ciudad vive momentos de cierto esplendor durante la edad media, en particular gracias a la relativa importancia de su puerto, lo cierto es que tras vicisitudes varias, la población de Cardiff en 1800 sigue siendo inferior a los dos mil habitantes. No es hasta la Revolución Industrial cuando la actual capital de Gales toma verdadera importancia. En este momento se establece un servicio ferroviario con Bristol, se amplían los muelles de la ciudad y Cardiff se convierte en la principal puerta de salida del carbón británico, lo que revierte en un aumento casi exponencial de la población, de manera que en ocho décadas, Cardiff pasa de ser la vigesimoquinta ciudad galesa en población, a la primera.

Cardiff no obtiene hasta 1905 el título de ciudad y hasta 1955 no se convierte en la capital de Gales. La verdad es que tras diversas crisis en las últimas décadas del siglo XX, la ciudad ha renacido con fuerza durante estos últimos años, y merece ser considerada un destino turístico más que interesante.

QUE VER EN CARDIFF EN 1 DÍA.

Podríamos decir que los museos y monumentos que ver en Cardiff se encuentran dispuestos en dos núcleos turísticos principales: el primero, con el Castillo de Cardiff como epicentro (cercano a la estación de trenes de Cardiff Central y a la de Cardiff Qüeen Street ) y el segundo, en la Bahía de Cardiff (cercano a la estación de Cardiff Bay). Aunque la distancia entre ambos núcleos no es mayor de dos quilómetros, si uno lo desea, puede utilizar los serviciosferroviarios, que unen las estaciones de Cardiff Bay y Qüeen Street en 4 minutos, y de forma directa.

Cardiff es una ciudad agradable para pasear. Más allá de monumentos imponentes, castillo incluido, y preciosos museos, recorrer Qüeen Street o Hight Street, sin prisa, es un auténtico placer, que vale la pena degustar sin prisas, aunque por desgracia, el tiempo es a menudo un pequeño tesoro con que los viajeros no solemos contar en demasía.

 

Cardiff - País de Gales

Cardiff – País de Gales

QÜEEN STREET

Empezamos nuestro recorrido de  1 día por Cardiff desde la estación de tren de Qüeen Street, donde legamos procedentes de Caerphilly, donde hemos podido visitar su maravilloso castillo. Se trata de una extensa vía peatonal, muy animada, que supone una de las calles comerciales más importantes de Cardiff.

Probablemente no haya nada en esta calle que la distinga de cualquier gran calle de cualquier gran ciudad de Europa. Tiendas de las grandes franquicias comerciales,  grandes almacenes, bancos, cafeterías locales que se alternan con las grandes cadenas de comida rápida presentes en el mundo entero y sobretodo, mucho ambiente. Todo ello, en una avenida bastante ancha y que nos da un primer testigo de la vocación de gran ciudad que tiene la capital galesa, pese a su mediano tamaño. Qüeen Street sigue con Castle Street, que ya no es peatonal y donde se encuentra la visita estrella de la ciudad: el Castillo de Castle.

IMG_3508

CASTILLO DE CARDIFF

 

El Castillo de Cardiff es, sin duda, el monumento más importante que ver en Cardiff, de manera que si solo se dispone de unas horas para visitar la ciudad, vale la pena empezar por el castillo. Como expliqué, el Castillo de Cardiff actual tiene un origen normando, construido a partir de finales del siglo XI y aprovechando los cimientos de una antigua fortificación romana. En este sentido, sigue en pie parte de este primer castillo normando, aunque desde luego, restaurado. Sin embargo, la mayoría de estancias que podemos visitar en el actual Castillo de Cardiff se deben a la nueva construcción mandada construir por el Marqués de Bute en el siglo XIX, de estilo ecléctico, pero de predominio neogótico y victoriano. Fue el arquitecto William Burges quien se encargó del nuevo diseño, convirtiéndolo en una de las residencias más exclusivas de todo el mundo, como no podría ser de otra forma, pues el Marqués de Bute era por aquél entonces una de las personas más ricas del mundo entero.

La visita al castillo es muy agradable, pues con la entrada está incluida una audioguía, que a diferencia de otras, no se hace nada farragosa. Podremos disfrutar así, de los interiores del castillo, con estancias ricamente decoradas, donde comprobaremos como no se escatimó en detalles. Preciosos artesonados, maderas nobles, bonitas pinturas, una preciosa biblioteca, pinturas al fresco decorando las estancias más fastuosas y encantadoras escultura de madera policromada, saldrán a nuestro paso durante el recorrido.
Castillo de Cardiff

IMG_3488

CARDIFF CITY HALL

Salimos del Castillo de Cardiff y doblamos por North Road. Tras pasar por los pequeños pero agradables Friary Gardens, llegamos a una explanada donde encontramos tres grandes edificios de los cuales visitaremos los dos últimos. Se tratan de la Cardiff Crown Court, la Cardiff City Hall o Ayuntamiento y el National Museum of Cardiff.

El City Hall o Ayuntamiento de Cardiff es un enorme edificio de principios de siglo XX construido en impoluto blanco de piedra de Portland, piedra caliza procedente de la isla británica del mismo nombre, localizada en el sur de Inglaterra.

Nos situamos enfrente del edificio, justo enfrente de la fachada principal, donde se localiza una pequeña fuente rectangular. El edificio es francamente imponente, destacando especialmente su estética cúpula, que recubre la Sala del Consejo.

Desde esta posición observamos también la esbelta torre del reloj, que queda en una situación posterior, pero que sobresale del edificio, dada su altura de 59 metros.

Podemos entrar libremente al Ayuntamiento y tras preguntar, nos informan que no hay inconveniente en subir al primer piso y visitar las salas que estén abiertas, aunque no las estancias que se encuentren cerradas.

Es así como en el primer piso, y tras subir por unas escénicas escaleras, descubrimos la preciosa Sala de Mármol, con un conjunto de esculturas de mármol que representan a personajes ilustres de la historia galesa. Entre ellos, encontramos a San David, patrón de Gales, o personajes destacados de la cultura galesa, como el poeta medieval Dafyddap Gwilym.

Puesto que la puerta está abierta, entramos también en la Sala del Consejo, donde destacan especialmente las nobles maderas con que está diseñada. Por último, entramos en el Salón de Actos, que tiene una capacidad para medio millar de espectadores y donde quedamos gratamente sorprendidos por su bonito techo de medio punto, del que penden tres pesados candelabros de bronce.

Comments are closed.