Hungría el antiguo imperio de los magiares

Hungría el antiguo imperio de los magiares

Hungría  es un país de Europa Central sin litoral. Está situado en la llanura panónica y tiene fronteras con Eslovaquia por el norte, con Ucrania y Rumanía por el este, con Serbia y Croacia por el sur, con Eslovenia por el suroeste y con Austria por el oeste. Su capital y mayor ciudad es Budapest. Hungría es un estado miembro de la Unión Europea, de la OTAN, de la OCDE, del Grupo de Visegrád y del Acuerdo de Schengen. Su idioma oficial es el húngaro, también conocido como magiar, que pertenece al grupo ugrofinés y que además es la lengua no indoeuropea con más hablantes de toda Europa.

Qué ver en Hungría

Qué ver en Hungría

Después del paso por el territorio de pueblos como los celtas, los romanos, los hunos, los eslavos, los gépidos y los ávaros, en el siglo IX d. C. el gran príncipe Árpád fundó Hungría. Su bisnieto Esteban I accedió al trono en el 1000 y convirtió el país al reino cristiano. El Reino de Hungría existió durante casi mil años y en algunos momentos de su historia llegó a ser uno de los centros culturales del mundo occidental. Tras la derrota magiar en la batalla de Mohács ante los otomanos, gran parte de Hungría integró el imperio otomano durante 150 años (1541–1699). Después, Hungría se integró en los dominios de los Habsburgo y más tarde formó parte del Imperio austríaco, dentro del cual obtuvo autonomía como Reino de Hungría desde 1867 convirtiéndose éste en Imperio austrohúngaro.

En este post, primero sobre Hungría, nos vamos a centrar en las ciudades que no te puedes perder en un primer viaje.

Estas son las recomendadas:

  • Aggtelek: Esta localidad del norte de Hungría, perteneciente al condado de Borsod-Abaúj-Zemplén, no ha tenido que ser reconstruida en dos ocasiones, tras el incendio sufrido en 1858 y al término de la Segunda Guerra Mundial. Pese a que esta circunstancia ha afectado negativamente a su legado histórico, Aggtelek es poseedora de una impresionante gruta cárstica de 24 km de longitud que forma parte del Patrimonio de la Humanidad (1995, 2000), y que recibe el nombre de Baradla. El estudio de la misma, situada en el Parque Nacional homónimo y salpica de hermosas estalactitas y estalagmitas, arroja pistas sobre varias decenas de millones de años de la evolución geológica de la Tierra. La cueva está abierta al público.
  • Budapest: La majestuosa capital húngara, que en el 2009 contaba con 1,7 millones de habitantes, es el centro político, administrativo y comercial del país. En el año 1370, Luis I el Grande (1326-1382) instaló en la zona de Buda la corte, donde permaneció hasta la caída de la monarquía ya en el siglo XX, aunque con algunos paréntesis históricos. A día de hoy, está considerada como una de las ciudades más hermosas de Europa. La actual Budapest se divide en dos áreas claramente delimitadas: Buda, el área más antigua y señorial, y Pest, la parte más moderna, sita a la izquierda del Danubio y cuya superficie aglutina dos terceras partes del tejido urbano. Entre sus lugares más célebres, cabe destacar los imponentes edificios de la Ópera y el Parlamento, el Castillo Real de Buda, la Gran Sinagoga, la iglesia del rey Matías, el Puente de las Cadenas, la avenida de Andrássy y su metro, que es el más antiguo de la Europa continental. Algunas de las maravillas históricas de Budapest son parte del Patrimonio de la Humanidad (1987, 2002).
  • Debrecen: Con poco más de 200.000 habitantes, esta localidad oriental es la capital del condado de Hajdú-Bihar, así como la segunda ciudad más poblada de Hungría. Su ubicación exacta se halla entre el río Tisza y la frontera con Rumanía. Históricamente, su principal actividad económica ha sido el comercio, sobre todo desde que en 1361 obtuvo el privilegio real de ser plaza de mercado. En la Edad Moderna, fue conocida durante algún tiempo como la ‘Roma Calvinista’, ya que ejerció un papel destacado en las reformas religiosas que tuvieron lugar en el este en Europa. En 1848, asumió la capitalidad del país, y un año después, su catedral albergó un fallido golpe de estado a manos del ejército contra los Habsburgo que fue sofocado, y entre 1944 y 1945 acogió el Gobierno provisional de Hungría. En la actualidad, Debrecen goza de excelentes infraestructuras de comunicaciones por vía terrestre y área, ya que dispone de aeropuerto. A su vez, cuenta con tres universidades y su célebre Colegio Protestante, que se creó en el año 1550. También merecen ser visitados sus balnearios, su Gran Iglesia Protestante o el Gran Bosque de Debrecen, una espectacular área protegida de 1.082 hectáreas.
  • Fertö / Neusiedlersee: Situado en el noroeste del país, a caballo de Austria y Hungría, este enclave de gran valor paisajístico descuella por sus notables muestras arquitectura rural de sus aldeas, sitas junto a un lago. Además, sus palacios de los siglos XVIII y XIX también constituyen un buen motivo para conocer la zona, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2001.
  • Gyõr: Con 130.476 habitantes (dato del 2009), Gyõr es la capital del condado de Gyor-Moson-Sopron, la ciudad más importante del noroeste del país y la sexta mayor urbe de Hungría. Su emplazamiento geográfico es excepcional, ya que se halla a en una de las principales carreteras de Europa central y a medio camino de Budapest y Viena (Austria). Su pintoresco centro histórico, sito en el monte de Káptalan, es depositario de un amplio abanico de edificios barrocos, que se alzan en la confluencia de tres ríos: el Danubio, el Raba y el Rábca. Convertida en los últimos años en un centro turístico que empieza a ganar popularidad, esta ciudad universitaria destaca por edificios como su basílica o su castillo.
  • Hollókö: Esta encantadora aldea norteña alcanzó un notable desarrollo entres los siglos XVII y XVIII. En la actualidad, sus calles y viviendas admirablemente conservadas ejemplifican a la perfección las características del hábitat tradicional húngaro y las formas de vida imperantes las áreas rurales antes de la revolución agrícola del siglo XX. Por todo ello, la UNESCO incluyó Hollókö y sus inmediaciones en la lista de Patrimonio de la Humanidad en 1987.
  • Hortobágy: Esta localidad, situada en el condado de Hajdú-Bihar (al este de Hungría), da cabida a un espectacular Parque Nacional de 800 km2. Este enclave alcanzó dicho categoría en 1973, convirtiéndose así en el primer lugar en conseguirlo dentro del territorio húngaro. Además, en 1999 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su fisonomía se compone básicamente de planicies y zonas pantanosas que, por espacio de dos milenios, han albergado una economía y una sociedad fundamentada en el pastoreo.
  • Miskolc: Sita en el valle de Szinva y a 145 km de Budapest, Miskolc es la tercera mayor ciudad de Hungría (en el 2009 contaba con 170.234 habitantes) y la capital del condado de Borsod-Abaúj-Zemplén, bicado en el noreste del país. Habitada originariamente por tribus germánicas, la ciudad alcanzó un considerable desarrollo entre los siglos XIV y XV. En la actualidad, esta urbe destaca por su actividad industrial y por ser la sede de la Universidad Técnica Industrial, creada en 1949. Como principales monumentos, conviene mencionar las ruinas del castillo de Diósgyor, la iglesia gótica de San Esteban (del siglo XIII), el Teatro Nacional, el Zenapalota (Palacio de la Música) y el Museo Herman Ottó, que es el más grande de la ciudad. En lo que atañe a sus espacios naturales, habría que aludir a las zonas verdes de Tapolca-Hejoliget, al valle de Csanyik y a Népkert.
  • Pannonhalma: Esta localidad del noroeste de Hungría es famosa por albergar una célebre abadía benedictina, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996. Su historia se remonta al año 996, momento en que se establecieron en ella  los primeros monjes. Éstos fueron los artífices de la evangelización del país, del primer texto escrito en lengua magiar (1055) y de la creación  la primera escuela del país. Asimismo, desempeñaron una importante labor de difusión cultural en el marco de Europa central. En la actualidad, el complejo alberga una escuela y diversos edificios realizados que concentran diferentes estilos arquitectónicos. El más antiguo de ellos data del 1224. Asimismo, muy cerca de ella se eleva la colina a cuyos pies se cree que nació San Martín de Tours. Es por ello que este promontorio recibe el nombre de éste.
  • Pécs: Esta ciudad, emplazada en el suroeste de Hungría, es una de las cinco urbes más grandes del país (en el 2009 contaba con 156.974 habitantes). Desde el punto de vista histórico y cultural, cabe señalar que da cabida a la quinta universidad más antigua de Europa, fundada en 1367. Escenario de algunos de los mejores ejemplos del arte otomano ?erigidos entre 1543 y 1686?, Pécs invita a descubrir otros enclaves de interés, como la mezquita de Gazi Kasim Pasha, su catedral y el Museo Arqueológico. Del mismo modo, resulta obligado acercarse hasta la necrópolis paleocristiana de la antigua Sopianae, lugar que fue designado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.
  • Szeged: Con 169 habitantes en el 2009, la ciudad meridional de Szeged es la cuarta urbe más poblada de Hungría, a la vez que ostenta la capitalidad del condado de Csongrád. Entre sus principales alicientes turísticos, habría que subrayar el curso del río Tisza, la plaza de Dóm y su iglesia votiva, la céntrica calle de Kárász (la más importante de la ciudad) y el Museo Ferenc Mora, en el que se muestran creaciones de los principales pintores húngaros. Como anécdota, baste reseñar que Szeged es la cuna del famoso salami magiar (téliszalámi).
  • Szentendre: Se trata de una localidad ribereña perteneciente al condado de Pest y próxima a Budapest. Szentendre es internacionalmente conocida por el tipismo de sus calles, pero también por dar cabida a numerosos museos (entre ellos, el Museo Etnográfico al Aire Libre) y numerosas galerías de arte, lo que la convierte en un importante centro cultural y turístico.
  • Tokay: Esta región vitivinícola, emplazada a escasos km de la frontera con Eslovaquia y Ucrania, alberga una extensión de 5.000 hectáreas en las que se produce un exquisito vino desde el siglo XVI. No obstante, hubo que esperar hasta el siglo XX para que este caldo lograra notoriedad en toda Europa. El paisaje humano de la zona evidencia la estrecha vinculación de sus gentes con esta actividad económica, dada la abundancia de bodegas y casas de labranza. En 2002, Tokay fue incorporado a la lista del Patrimonio de la Humanidad.
  • Visegrád: Este minúsculo pueblo situado al norte de Budapest es conocido por albergar el que fuera el palacio de verano del rey Matías Corvino (de estilo renacentista) y una notable ciudadela originaria de la Edad Media.
  • Zamárdi: Esta pequeña villa se encuentra en el condado de Somogy, en el centro-oeste de Hungría. Su principal reclamo estriba en su situación, ya que se encuentra a orillas del lago Balatón, cuyos 596 km² de extensión lo convierten en el mayor del país. En julio, Zamárdi alberga un festival de música (ved más información en el apartado dedicado a los eventos de Hungría).
Hungría - paisajes

Hungría – paisajes

Comments are closed.