Descubrir el Tibet

Descubrir el Tibet

El Tíbet  es una región situada en la meseta tibetana, en Asia, al noreste del Himalaya. Es la patria del pueblo tibetano, así como algunos otros grupos étnicos como los pueblos monba, qiang y lhoba y ahora también está habitada por un número considerable de etnias Chinas . El Tíbet es la región más alta de la Tierra, con una altitud media de 4900 metros.

El Tíbet surgió en el siglo VII, pero pronto se dividió en una serie de territorios. El grueso del Tíbet occidental y central (Ü-Tsang) estaba unificado, al menos nominalmente, bajo una serie de gobiernos tibetanos en Lhasa, Shigatse u otras regiones. Las regiones orientales de Kham y Amdo mantuvieron una estructura política indígena más descentralizada, que se dividía entre un número de pequeños grupos tribales, pasando, con frecuencia, bajo dominio chino; la mayor parte de esta área fue finalmente incorporada en las provincias chinas de Sichuan y Qinghai. Las actuales fronteras del Tíbet se establecieron en general en el siglo XVIII.

Viajar al Tibet

Viajar al Tibet

 

Hay muchos post que te informarán sobre el Tibet, pero ninguno en mi opinión tan completo como el de Inocuo, aquí te dejo un enlace de su web, la cual te recomiendo totalmente:

http://inocuo.net/guia-tibet/

DATOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA PARA VIAJAR AL TIBET

1. El Tíbet no es un destino barato.
2. Dicho de otra manera: el Tíbet es un destino caro.
3. Las infraestructuras son precarias.
4. Sé consciente de a dónde viajas y la situación que se vive allí.
5. Es obligatorio contratar un tour para conseguir el permiso de entrada (con 1 mes de antelación).
6. Es muy importante tener un plan alternativo. No confíes en que podrás viajar al Tíbet hasta que tengas los permisos en tus manos.

Permisos de entrada

Para poder acceder al Tíbet no tendrás suficiente con un visado chino. Es necesario solicitar un permiso especial al gobierno que sólo conseguirás a través de una agencia de viajes.

Hay gente que dice que se puede entrar sin permisos. Mi experiencia me dice que no. En los controles del aeropuerto lo piden antes de poder embarcar. Además, necesitarás otros para salir de Lhasa. A lo largo de tu ruta pasarás varios controles que comprueban que todos los permisos están en regla. Sólo aquellos pocos intrépidos que se mueven por tierra con sus propios medios y van saltándose los controles de carretera consiguen hacerlo.

Si optas por ir en tren, no necesitas el original. Con llevar una copia vale. Pero si vas en avión sí que necesitas el original. Para ello debes indicar a la agencia una dirección (dentro de China) para que puedan mandarte los permisos. Te recomiendo que avises al hotel de que esperas una carta. Este gasto corre normalmente de tu cuenta.

Para pedir los permisos tienes que enviar escaneado el pasaporte y el visado chino. Muchos mochileros iban a Chengdu para tramitarlo en persona, pero yo lo hice a través de internet y no tuve ningún problema. Actualmente hay que tramitarlo con al menos 20 días antelación.

Acceder al Tíbet desde China

La forma más cómoda y sencilla es en avión. Una vez tengas los permisos podrás comprar los billetes en cualquier agencia china. Si prefieres hacerlo con cierta antelación a través de internet, yo los compré en viajar.com y no tuve ningún problema. En un primer momento lo hice a través de elong.net pero al minuto de llegarme la confirmación de la reserva me llamaron diciéndome que no podían vender billetes con destino a Lhasa a extranjeros. Para el resto de vuelos internos no hay problemas.

También es posible llegar a Lhasa en tren. Es un viaje de unas 48 horas repartidas en tres días desde Beijing (Pekín) o Shanghai. Fue toda una experiencia para mí. Era el único occidental en litera dura, junto a otro más que viajaba en butaca. Los demás viajeros sentían una curiosidad que propició muchas anécdotas. El resto de occidentales viajaba en litera blanda separados del resto por el vagón restaurante.

El único problema de viajar en tren es conseguir los billetes por tu cuenta. Existen mafias que compran todas las plazas y te obligan a ir a la reventa. También suele suceder que las agencias tienen reservadas la mayoría de las plazas. Te sugiero que le preguntes a la agencia que contrates si puede comprártelos. A mí me fue imposible conseguir un billete para la ida y por eso fui en avión y volví en tren.

Si volviese, que volveré y ya han sido varias veces, será en avión. Pasar tantas horas en un tren es incómodo y pierdes mucho tiempo.

Existen tres tipos de billete: litera blanda (soft bed), litera dura (hard bed) y asiento duro (hard seat). La diferencia entre litera blanda y dura, además del precio, es que en las primeras van cuatro camas por camarote y cerradas con puerta. Las segundas son seis y sin puerta. El comfort de ambas es la misma (así fue en todos los trenes que cogí en China).

Nota: los únicos baños de estilo occidental están en el vagón de literas blandas.

Paquetes turísticos

Nadie te va a facilitar los permisos de entrada si no contratas un tour con ellos. Es por ello que estás obligado a contratar un tour que incluya como mínimo: guía, conductor y jeep. Sí sólo vas a visitar la capital, Lhasa, con el guía basta.

Puedes ir solo o en grupo. Aunque te resultará mucho más barato compartir los gastos con otros viajeros. Se puede pedir un itinerario a medida siempre que el gobierno chino no tenga prohibido el acceso a esa zona concreta. El tamaño del grupo que suele optimizar el coste es el de 4 personas (si viajas en jeep).

Contratar a un guía no significa estar vigilado las 24 horas del día. Se encargará de la búsqueda de alojamiento, de lugares donde comer y te acompañará durante la visita de monasterios u otros lugares de interés. Tendrás bastante libertad para moverte por donde quieras una vez hayas llegado al lugar en el que pases la noche. Sólo insistirá en que no visites los monasterios por tu cuenta.

Las distancias son enormes. Así que deberás estar preparado para viajar durante muchas horas al día en coche. Si no estás dispuesto a ello, revisa bien tu itinerario con un buen mapa del Tíbet antes de contratarlo.

Antes recomendaba viajar sólo en jeep, pero últimamente las carreteras principales han mejorado mucho y están en buen estado. También puedes alquilar algún tipo de mini-bus o furgoneta según prefieras. Ten en cuenta que seguramente los vehículos no serán último modelo. Y si quieres viajar bien ancho, déjalo claro. Un jeep tiene un espacio limitado y no sobra nada si tienen que ir en él 4 personas + guía y conductor + maletas.

Acceder al Tíbet desde Nepal

En primer lugar tienes que estar seguro del itinerario que quieres hacer ya que, una vez esté confirmado, obtendrás un visado con una validez exactamente para el mismo número de días. El visado será válido para todas las personas que conforman el grupo y no se podrá separar individualmente. No se podrá extender una vez estés en el Tíbet.

Una vez tengan copia de tu pasaporte y el itinerario, enviarán la solicitud a la embajada china en Nepal. Su agencia de viajes “amiga” en Nepal irá a la embajada a recoger el visado con tu pasaporte original. 

Existen tres tipos de visado en función de los días necesarios para su tramitación:

– Normal: 1 semana
– Urgente: 3 días
– Muy urgente: el mismo día

Actualmente se deben dedicar un mínimo de 4 días en Nepal para tramitar el visado. Día de llegada, dos días laborables completos y al cuarto ya se puede viajar al Tíbet. Personalmente puedo conseguirlo en 3, pero no es siempre es posible.

Comments are closed.