Angkor Wat – Camboya

Angkor Wat escrito también en ocasiones Angkor Vat, es el templo más grande y también el mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor. Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida, y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.

Ubicado 5,5 km al norte de la actual Siem Riep, en la provincia homónima de Camboya, Angkor Wat forma parte del complejo de templos construidos en la zona de Angkor, la antigua capital del Imperio jemer durante su época de esplendor, entre los siglos IX y XV. Angkor abarca una extensión en torno a los 200 km², aunque recientes investigaciones hablan de una posible extensión de 3.000 km² y una población de hasta medio millón de habitantes.

Desde su construcción a principios del siglo XII y hasta el traslado de la sede real al cercano Bayón, a finales del mismo siglo, Angkor Wat fue el centro político y religioso del imperio. El recinto —entre cuyos muros se ha calculado que vivían 20.000 personas—, cumplía las funciones de templo principal, y albergaba además el palacio real.

Dedicado inicialmente al dios Vishnú, arquitectónicamente el templo combina la tipología hinduista del templo-monte —representando el Monte Meru, morada de los dioses— con la tipología de galerías propia de períodos posteriores. El templo consta de tres recintos rectangulares concéntricos de altura creciente, rodeados por un lago perimetral de 3,6 km de longitud y de una anchura de 200 m. En el recinto interior se elevan cinco torres en forma de loto, alcanzando la torre central una altura de 42 m sobre el santuario,5 y 65 m sobre el nivel del suelo.

La palabra Angkor viene del camboyano Nokor, y a su vez de la voz sánscrita नगर Nagara que significa “capital”, mientras que la palabra Wat es de origen jemer y se traduce como “templo”. El nombre de Angkor Wat es en todo caso posterior a su creación, pues originalmente recibió el nombre de Preah Pisnulok; nombre póstumo de su fundador Suryavarman II.

Angkor Wat se ha convertido en un símbolo de Camboya, hasta el punto de figurar en la bandera de su país. El 14 de diciembre de 1992 fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Tras la relativa normalización de la situación política en Camboya, Angkor y su templo principal, Angkor Wat, se han convertido en un importante destino turístico: el complejo recibió 561.000 turistas en 2004, 677.000 en 2005, y cerca de un millón de turistas en 2008.1 Para evitar el desgaste producido por la masiva afluencia de turistas, y también con objeto de prevenir el vandalismo, se están empezando a proteger y acondicionar algunas zonas del templo particularmente delicadas. Aun así, pocos monumentos en la actualidad pueden ser observados tan libremente como los de Angkor. Entre las iniciativas que permitan disminuir la presión de visitantes en el templo se están barajando opciones como establecer distintos recorridos alternativos, o iluminar el templo con luz artificial para poder prolongar el horario de visita después de la puesta de sol.

Aunque el 28% de los ingresos por turismo se revierten en labores de conservación y restauración, todavía la mayor parte de los trabajos de mantenimiento se financian con fondos extranjeros.

 

camboya

camboya

Comments are closed.